Literatura

literatura

 

 

 

 

Aquí presentaremos algunos/as poetas/poetisas importantes en la historia de Palestina.

 

 

 

 


Mahmoud Darwish

Mahmoud%20Darwish.jpegFue considerado el poeta nacional palestino y uno de los más célebres literatos árabes contemporáneos, nacido cerca de Acre el 13 de marzo de 1941 y fallecido en Houston (Estados Unidos) el 9 de agosto de 2008.

Hombre laico y moderno, refinado y elegante, Darwish es un palestino de diálogo, aunque su voluntad no se doblegue fácilmente ni esté dispuesto a hacer concesiones humillantes. Una de sus mayores esperanzas es revitalizar la literatura palestina, procurar a toda costa que los problemas políticos no la paralicen. Y para los palestinos, la proximidad física de su poeta es como una fiesta continua, un símbolo de la cultura palestina.

Procedente de un ambiente campesino, sus primeros años los pasó en Birwa, una pequeña aldea de Galilea, situada a unos nueve kilómetros de Acre, donde sus padres poseían unas tierras que cultivaban para poder vivir.

En 1948, tras la retirada de las tropas británicas de Palestina y la implantación del Estado de Israel, su familia –como miles de familias palestinas- se vio obligada a huir de su casa para salvar la vida. Permanecieron un año en el Líbano y al regresar a Palestina se encontraron con que Birwa había sido completamente destruida por el ejército israelí, al igual que otras muchas aldeas. Tuvieron que instalarse en Dair Al Asad aunque de forma clandestina porque durante el año que habían permanecido refugiados en El Líbano, las autoridades israelíes habían elaborado unos censos, y los que no figuraban en los mismos, no tenían derecho a vivir en el nuevo Estado de Israel.

Clandestino en su propio país y posteriormente ciudadano de segunda categoría en un Estado que le rechaza, el adolescente se refugia en los libros y plasma su identidad con lo único que le queda: el lenguaje. Se lanza a la escritura al mismo tiempo que a la acción política en el seno del partido comunista.

En su trabajo, Palestina se convirtió en una metáfora de la pérdida del Edén, el nacimiento y la resurrección, así como la angustia por el despojo y el exilio.

Pájaros sin alas fué su primer poemario publicado (1961), pero en esta etapade du vida sus obras más representativas fueron Enamorado de Palestina (1966) y Nupcias (1977), en donde responde de una manera inmediata a las acuciantes necesidades de denuncia de la tragedia palestina, si bien la búsqueda formal y la renovación de los modos poéticos árabes están siempre presentes en su obra.

A partir de 1995 Darwish se afianza en la escritura de una poesía de introspección metafísica. Se trata de una poesía caracterizada por la reescritura de la mitología de las tierras de Oriente Próximo. En ella se entremezclan lírica y épica, rasgo éste que se ha convertido en uno de los más definitorios de su poesía. Son representativos de estos años los títulos ¿Por qué has dejado al caballo solo? (en la edición española traducido como El fénix mortal, 1995) y Mural (2000).

En su último libro en verso Como la flor del almendro o allende (2005), Darwish se entrega a una introspección de carácter fantasmal, propensa al juego y a la ironía, en la que los límites del sujeto están cada vez menos claros.


Samih Al Qasim

Samih Al QasimEl nacimiento del talentoso escritor árabe-israelí Samih al-Qasim, uno de los poetas vivos más sobresalientes de la literatura árabe, se produjo el 11 de mayo de 1939 en Zarqa, una ciudad situada en la región norte de Jordania aunque pasó su infancia en Rama (Galilea), donde reside actualmente.

En 1960, este miembro de la minoría árabe de Israel que, pese a ser ateo, integra la comunidad de los drusos se opuso a servir en el ejército israelí y, por ese motivo, terminó encarcelado. Con el tiempo, su lucha por lograr un Estado Palestino laico, democrático y plurinacional lo convertiría en objeto de todo tipo de represalias y castigos.

Ha trabajado en diversos periódicos y revistas en lengua árabe. Fue fundador de la revista literaria 48, director del mensual Al-Yadid ("El Nuevo") y colaborador habitual del periódico comunista Al-Ittihad. En la actualidad es redactor jefe del diario Kull al-Arab ("Todos los Árabes"), de Haifa. Dirige la editorial Arabesque y es presidente de la Unión de Escritores Árabes.

Tiene más de cuarenta obras publicadas y ha sido traducido a los principales idiomas del mundo, salvo el castellano, lengua en la que apenas se ha publicado un puñado de poemas dispersos en diferentes antologías. Tampoco ha sido ninguno de sus libros traducido al hebreo. Una de sus principales obras, considerada a menudo como la culminante, es Persona non grata, publicado en Haifa en 1986. En ella incluye un poema a Federico García Lorca, De noche en la puerta de Federico. También tiene un conocido poema a Rafael Alberti, del que fue amigo personal.

Entre su obra en prosa destaca su correspondencia con el poeta palestino Mahmud Darwish, publicada bajo el título Al-Rasā'il (Cartas).

Samih al-Qasim es hoy una de las grandes figuras vivas de la literatura árabe, y una persona extremadamente popular entre los palestinos. Sus recitales habituales en Galilea congregan a miles de personas.


Fadwa Tuqan

Fadwa Tuqan

Fadwa Tuqán, nació en Nablús el año 1917. Es una de las principales voces de la poesía palestina contemporánea. Es la única mujer cuya obra se difundió internacionalmente antes de la guerra de los seis días. En sus textos conviven el dolor del exilio y el coraje de la lucha contra la ocupación israelí.

Ha vivido prácticamente siempre en su ciudad natal, en medio de cierto clima de recogimiento y semi-enclaustración, aunque haya intervenido también públicamente, a veces, en la dura batalla socio-cultural y política que caracteriza a su pueblo. Ha publicado varios libros de poemas:

Sola con los días (1952); La encontré (1957); Danos amor (1960); Ante la puerta cerrada (1967); El comando y la tierra (1968); La noche y los jinetes (1969;) Sola en la cumbre de este mundo (1974), y una apasionada biografía de su hermano, Mi hermano Ibrahim (1946).

La poesía de Fadwa aparece como espléndido desvelamiento de una sensibilidad femenina tradicional: lírica e intimista, apasionada y contenida, bañada su obra en una tenue e irisada luz de anhelo y nostalgia, frágil, trasparente, cuando la tragedia de su patria llega a sus cumbres de dolor y sufrimiento, Fadwa sabe alzarse también a una poesía matronil de útero abierto y rasgado, albriciadora del parto, estremecidamente fecunda, de indudable alcance épico y tono heroico.

Touqan falleció el 12 de diciembre de 2003 durante el momento álgido de la Intifada de Al-Aqsa, mientras que su ciudad natal de Nablús se encontraba bajo asedio. El poema Wahsha: Moustalhama min Jathibiya al Qanoon ("Ganas: Inspirados por la Ley de Gravedad") Fue uno de los últimos poemas que escribió en cama.


Ibrahim Tuqan

Ibrahim TuqanPalestino, nacido en la ciudad Palestina de Nablus y murió en 1941 en Jerusalén. Hermano de Fadwa, tuvo una educación primaria y secundaria muy cuidadas. Tuqan, que ya era conocido como poeta a los 22 años, fue un hombre de salud muy delicada, frágil y enfermizo.

Trabajo en la enseñanza, publico numerosos artículos en la prensa Palestina y libanesa, y fue el primer director de la sección árabe de Radio Jerusalén, de donde fue expulsado a causa de su patriotismo y nacionalismo árabe, que no disimulaba en sus numerosas intervenciones ante el micrófono a lo largo de cuatro años.

La primera edición de su Diván, como obra póstuma, es de 1955. Ibrahim Tuqán fue excelente conocedor de la literatura árabe clásica, y en especial de la poesía de época abbasí; ello se transparenta en la calidad, recursos y alto nivel lingüístico de su obra propia. Este clasicismo evidente, sin embargo, va acompañado de una absoluta claridad, tanto conceptual como sintáctica, que facilita su comprensión y la hace extraordinariamente directa; intencionadamente, Tuqán evita todo posible confusionismo. Aunque se trata de un poeta radicalmente palestino, testigo de su pueblo, es también hombre que vibra en el arabismo. Su poesía amorosa, de otra parte, brinda, asimismo, facetas de cierta originalidad, entroncadas, sin embargo, en la específica tradición sentimental árabe.

 


Jabra Ibrahim Jabra

Ibrahim Jabra

Nació en Belén en 1920. Estudio en Jerusalén y posteriormente en Gran Bretaña y Estados Unidos. En 1948, tras la implantación del Estado de Israel, tuvo que huir de Palestina y se estableció en Iraq donde permaneció hasta su muerte en 1994. En la capital iraquí participó con Buland Al Haydari y Badr Shakir Al Sayyab en la creación de una nueva poesía que rompía con los moldes de catorce siglos.

Es uno de los principales intelectuales árabes contemporáneos, con una amplia producción literaria que abarca novela, poesía, crítica literaria y traducción.

Entre 1982-1990 fue presidente de la Unión de críticos iraquíes y miembro de la Unión de escritores de Iraq y de la Asociación internacional de críticos de arte. También fue miembro de honor de la Asociación de traductores iraquíes y de la Asociación de artistas iraquíes.

Su intensa actividad intelectual fue reconocida con numerosos premios, entre ellos el Targa Europa Prize for culture (1983), el primer premio de la Kuwaiti Foundation for Scientific Achievement (1987), el premio nacional iraquí de novela (1988), la medalla de las Letras y las Artes en Jerusalén (1990), la medalla de las Letras de Túnez (1991) y el premio a su labor de traductor, concedido por la Universidad de Columbia (1991). Además, su nombre fue mencionado en alguna ocasión como candidato al premio Nobel de literatura.

Entre sus obras poéticas destacan: Tammuz fi l madina (1959), Al madar al muglaq  (1964) y Lawat al shams (1978).

Como poeta árabe de vanguardia, es consciente de la importancia de la innovación en el pensamiento árabe, en la literatura y en la vida en general, y a la vez se identifica con el pensamiento romántico occidental, tanto desde el punto de vista estético como por la defensa del individualismo. No obstante, como palestino, expresa en su poesía el intenso sufrimiento de su pueblo, recreando momentos de angustia e indignación ante la masacre palestina.


Sahar Khalifeh

Sahar Khalifeh

Novelista palestina nacida en Nablus en 1942. Cursó estudios universitarios en Ammán (Jordania) y literatura inglesa en la Universidad de Birzeit (Palestina). En 1980 obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Chapel-Hill University en Carolina del Norte, donde se doctoró en Estudios sobre la Mujer y Literatura Americana en la Universidad de Iowa en 1988.

A su vuelta a Palestina fundó el Centro de Asuntos de la Mujer de su ciudad natal y más tarde otros en Gaza y Ammán.

Comenzó a escribir poco después de la invasión israelí de Gaza en 1967, aunque no publicó su primera novela hasta siete años después, We are not your Slave Girls Anymore (1974). Ganó el reconocimiento con su segunda novela, Cactus (1975). A éstas siguieron, The Sunflower (1980); Memoirs of an Unrealistic Woman (1986); The Door of the Courtyard (1990), The Inheritance (1997), Imagen, icono y promesa (2002); y La cálida primavera (2004).

En su larga trayectoria como escritora ha defendido la lucha por la liberación de Palestina paralelamente a la lucha por la liberación de la mujer. Es la autora palestina más traducida, después de Mahmoud Darwish y algunos medios periodísticos la han calificado como la “Virginia Wolf de la literatura palestina”, y también como una de las voces más representativas de la literatura árabe del siglo XX.