Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

Un palestino muerto y 150 heridos en las protestas del Día de la Tierra

Palestinos de diversos puntos de Cisjordania, Gaza, Jerusalén, Israel, Líbano y Jordania se han manifestado para conmemorar las marchas del 30 de marzo de 1976, en las que miles de personas protestaron contra la confiscación de tierras de árabes israelíes en Galilea y que acabaron con la muerte de seis árabes.

Las concentraciones, bautizadas como Marcha Global hacia Jerusalén en el Día de la Tierra -que se celebra cada 30 de marzo- se han saldado con al menos un muerto y 150 heridos, según fuentes médicas de Cisjordania. Entre ellos, el excandidato a la presidencia de l'Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mustafa Barghouti, herido por el impacto de un bote de gas lacrimógeno en la cabeza delante del puesto de control militar de Qalandia, cerca de Ramalá, junto al muro que separa Israel de Cisjordania, cerrada hoy a cal y canto.

Los principales enfrentamientos entre manifestantes y el Ejército y la policía israelís se produjeron en Qalandia, en Belén --también en el control militar junto al muro--, en Gaza --junto al paso fronterizo de Erez-- y en algunas zonas de Jerusalén.

Enfrentamientos en Qalandia

En Qalandia se han concentrado centenares de manifestantes con banderas, después del rezo musulmán del viernes a mediodía. Ya antes de que llegara la marcha al control militar, algunos jóvenes palestinos han lanzado piedras y cócteles caseros contra los soldados y los policías. La respuesta han sido gases lacrimógenos, balas de goma, ondas sonoras emitidas en forma de pitido agudo y una ducha de skunk, un líquido con un insoportable olor a podrido lanzado a presión sobre los manifestantes.

En Jerusalén, delante de la puerta de Damasco, en frente de la muralla de la Ciudad Vieja, se han congregado centenares de personas. La policía ha prohibido el acceso a la Explanada de las Mezquitas a los palestinos menores de 50 años para el rezo del viernes y ha desplegado un enorme dispositivo de seguridad en las puertas de acceso.

Represión

Los policías israelís, algunos montados a caballo, han reprimido con violencia la manifestación ante la puerta de Damasco, en la que participaban grupos de señoras, familias, jóvenes y hasta activistas israelís. Los manifestantes, que coreaban "El pueblo tiene que detener la ocupación", no han atacado a las fuerzas de seguridad en esa zona, pero aún así, la policía ha pegado a algunos de los concentrados o los ha echado a empujones, de forma muy violenta, incluidas señoras de 60 años, periodistas que cubrían la marcha y algún turista que, como Rolf, de Holanda, se había encontrado con la protesta "por sorpresa". Los policías han arrancado y roto algunas pancartas y banderas palestinas colgadas en árboles o señales de tráfico. En Cisjordania, se han llevado a cabo concentraciones en Kafr Qaddum, cerca de Nablus y en Iraq Burin.

En Gaza, unas 10.000 personas se han sumado a la marcha convocada entre Jabaliya y Beit Lahia. Grupos de manifestantes han conseguido burlar los controles de Hamás y han llegado hasta el muro que encierra Gaza, junto al paso de Erez, en la frontera con Israel. Un palestino de 20 años gravemente herido en los enfrentamientos con las fuerzas israelís ha muerto al cabo de unas horas.

En el sur del Líbano, miles de manifestantes, entre ellos muchos refugiados palestinos, se han desplazado hasta cerca la zona fronteriza con Israel, donde el Ejército libanés había desplegado un fuerte dispositivo de seguridad para evitar que la marcha llegara a la frontera. En Jordania, unas 20.000 personas se han concentrado a unos 10 kilómetros del paso de Allenby, en la frontera con Israel, donde la población árabe también ha celebrado algunas concentraciones, especialmente en Galilea, en el norte del país.

 

 

Fuente: El periódico