Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

Israel entierra a víctimas de Toulouse y justifica sufrimiento palestino

En una nota conjunta, la ANP, sus representaciones en Francia y la UNESCO, y la OLP repudiaron la agresión afirmando que "todos los crímenes racistas son ataques a la humanidad, en general, y a la República, en particular.

El primer ministro Benjamín Netanyahu justificó hoy las agresiones letales contra palestinos en Gaza, Jerusalén y Cisjordania, al polemizar con una alta funcionaria europea sobre la muerte de cuatro israelíes en la ciudad francesa de Toulouse.

Al rendir tributo póstumo a un adulto y tres menores enterrados este miércoles en Jerusalén, Netanyahu llamó a distinguir entre lo que describió como "matanza terrorista premeditada de niños y matanza de civiles no intencional en acciones militares contra terroristas".

La segunda definición aludía a los sistemáticos bombardeos por tierra y aire contra palestinos en la Franja de Gaza, que sólo la semana pasada provocaron la muerte de al menos 25 personas, incluidos niños indefensos, mujeres y ancianos.

El primer ministro sionista recibió hoy al canciller francés, Alain Juppé, quien viajó a Tel Aviv para asistir a los funerales de las víctimas de la agresión armada contra una escuela judía de Toulouse por un presunto extremista islámico vinculado a Al-Qaeda.

Sin embargo, aunque no mencionó directamente a la jefa de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, Netanyahu se empeñó en hacer distinciones entre aquella acción violenta y los bombardeos de militares israelíes.

"Hay una diferencia fundamental entre un ataque intencional contra civiles y niños, y el daño no intencionado de civiles como parte de una guerra legítima contra terroristas", comentó el mandatario sionista.

Juppé, entretanto, fue recibido también por el presidente israelí, Shimon Peres, y trasmitió la promesa de París de proteger sinagogas, escuelas y todos los intereses judíos en la nación europea, antes de asistir en Jerusalén al sepelio junto a miles de judíos israelíes.

Por su lado, el primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina, Salam Fayyad, condenó la matanza de ayer en la ciudad francesa y señaló que los extremistas "deben dejar de comercializar sus actos terroristas en nombre de Palestina", como -según Francia- esgrimió el atacante.

En una nota conjunta, la ANP, sus representaciones en Francia y la Unesco y la Organización para la Liberación de Palestina repudiaron la agresión afirmando que "todos los crímenes racistas son ataques a la humanidad, en general, y a la república, en particular".

 

 

Fuente: Palestina Libre