Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

La alimentación forzada a los huelguistas de hambre palestinos

18-06-2014

Richard Falk *

La respetada ONG israelí Adalah, que aboga por los derechos humanos, ha hecho un llamamiento urgente en favor de 125 prisioneros palestinos reportados que participan en una huelga de hambre en protesta porque están recluidos en cárceles israelíes sobre la base de los procedimientos de «detención administrativa». Es la huelga de hambre colectiva más larga de la historia palestina.

La detención administrativa es una práctica inaceptable mediante la cual se mantiene a los individuos en la cárcel, a veces durante meses o incluso años, sin informarles de los cargos o en espera de juicio.

De acuerdo con el derecho internacional, la detención administrativa está prohibida a menos que existan razones de peso como amenazas inminentes y graves de seguridades que justifiquen la falta de presentación de cargos criminales y la celebración de un juicio. Israel no ha hecho esa apelación y parece utilizar los procedimientos de detención administrativa de forma rutinaria contra personas que no pueden considerarse amenazas a la seguridad.

La actual huelga de hambre se inició el 24 de abril, hace más de 50 días. Algunos de los presos están recluidos en hospitales penitenciarios en vista del deterioro y precariedad de su salud, con la preocupación de que podría ocurrir un daño físico grave e incluso la muerte si la huelga se prolonga varios días más. Bajo estas circunstancias, el Gobierno israelí ha tratado de quebrar la voluntad de los huelguistas por la búsqueda de un mandato legislativo que permita formas coercitivas de alimentación forzada. Cabe señalar que el Gobierno israelí, en sus niveles más altos, ha dejado claro en sus declaraciones públicas que su principal objetivo no es salvar la vida de los prisioneros, sino romper la huelga como protesta en la prisión. Por el momento, un proyecto de ley que autoriza la alimentación forzada de huelguistas de hambre ha pasado una primera lectura en la Knesset y pretenden hacer la segunda y tercera lecturas obligatorias por la vía rápida la próxima semana. Para tener alguna posibilidad de evitar que se tome ese paso se necesita una presión internacional inmediata e intensa desde tantos ángulos como sea posible.

De acuerdo con las normas internacionales, la Asociación Médica Israelí, ha indicado que es inadecuado que los médicos cooperan en modo alguno con la alimentación forzada sugerida por el Gobierno. Desafortunadamente, los médicos de la prisión no son miembros de la Asociación Médica de Israel, a pesar de que uno podría esperar que su posición moral podría ejercer alguna influencia inhibitoria. El texto más autorizado sobre el estatuto internacional de la alimentación forzada está contenida en la Declaración de Malta (1991, rev. 2006), aprobada por la Asociación Médica Mundial. En la directriz 6, la Declaración afirma que "los huelguistas de hambre deben ser protegidos de la coerción", y de forma más directa en la directriz 13 afirma que la alimentación forzada nunca es aceptable, ya que constituye "una forma de trato inhumano y degradante". Esta redacción es similar a la utilizada para indicar el alcance de la prohibición contenida y ampliamente ratificada en la Convención Internacional sobre la Tortura (1984), validando así el argumento de que la alimentación forzada es un tipo de tortura. La Declaración adopta un enfoque sutil que reconoce la complejidad de la cuestión, incluida la posibilidad, en algunas circunstancias, de que la coerción puede surgir de otros huelguistas deseosos de evitar la deserción de sus filas. En general, el compromiso central es el respeto por la libertad de un huelguista de hambre, ya sea para mantener o cancelar su protesta, que es en sí misma un aspecto de la libertad de conciencia.

Hay relatos periodísticos publicados en Israel que sugieren que el Shin Bet otorga una gran prioridad a poner fin a la huelga de hambre, que amenaza con propagarse entre los 5.271 palestinos que están actualmente en las cárceles israelíes en solidaridad con los 192 actuales en detención administrativa. También hay preocupación en Israel de que la huelga podría extenderse más allá de los disturbios de la prisión a la sociedad palestina en su conjunto, con resultados impredecibles. El primer ministro Benjamin Netanyahu con su bravuconería típica ha indicado que aunque algunos médicos se niegan a participar en la alimentación forzada ya encontrará los suficientes que sí se presten a hacerlo.

La profundidad de esta crisis humanitaria incluso se ha trasladado a la Autoridad Palestina, normalmente pasiva, y la ha llevado a tomar alguna acción. El presidente Mahmoud Abbas ha enviado una carta que en realidad llevaba la firma de Saeb Erekat, el jefe negociador internacional por el lado palestino, pidiendo al Consejo de Seguridad de la ONU que intervenga para evitar la alimentación forzada. Es difícil saber si algo saldrá de esta iniciativa.

Como ha sido desde el principio de la experiencia palestina, los medios del mundo apartan la mirada cuando surgen situaciones de emergencia humanitaria en la Palestina ocupada. En este caso se resta importancia al tratamiento de los prisioneros palestinos en huelga de hambre, como si fueran indignos de igual cobertura que se le da a este tipo de protestas políticas similares en otras partes del mundo, incluyendo la India, China y el Tíbet. Es bueno recordar que las 1.981 huelgas de hambre de los militantes católicos irlandeses, ocurridas en la tristemente célebre prisión de Maze en Irlanda del Norte con resultado de varias muertes, sobre todo la de Bobby Sands después de 66 días sin comer, tuvo el efecto político de cambiar el enfoque británico acerca de la lucha irlandesa de contrainsurgencia empapada de sangre y encargó a la diplomacia resolver el conflicto.

En el texto del llamamiento urgente de Adalah pegado a continuación hay una lista de iniciativas que insta a las personas de todo el mundo. Creo firmemente que es importante que las personas de buena voluntad de todo el mundo reclamen en solidaridad con los presos.

Tenemos que tener en cuenta las variadas características más destacadas de esta situación en curso:

- Esta huelga de hambre es una protesta contra del extenso y abusivo uso que hace Israel de la «detención administrativa» para mantener los palestinos de una manera cruel incompatible con el derecho internacional, especialmente teniendo en cuenta las obligaciones internacionales de Israel von respecto a los territorios palestinos ocupados desde 1967. Esta es, en esencia, una protesta contra la injusticia.

- Se debe apreciar que la huelga de hambre es la forma suprema de sacrificio no violenta que busca llamar la atención y transformar las invasivas y severas normas fundamentales de los derechos humanos, incluida la prohibición universal de la tortura que se convierte en relevante por la medida con la cual el Gobierno israelí busca poner fin a la huelga de la alimentación forzada.

- Los detenidos palestinos, como respuesta a graves situaciones, han participado en varias huelgas de hambre, largas y dramáticas, en los últimos años, a partir del 18 de diciembre de 2011 cuando Khader Adnan pasó 66 días sin comer, seguidos por una huelga de hambre de 43 días por Hana Shalabi, que terminó con una libertad anticipada e implicó una deportación punitiva de Cisjordania a Gaza durante tres años; en estos casos de huelgas de hambre individuales, Israel finalmente ofreció concesiones para inducir al prisionero a abandonar la huelga de hambre cuando las autoridades médicas de la prisión temían la muerte o incapacidad permanente.

- El tema de la alimentación forzada es una agravación de la injusticia subyacente y la ilegalidad de detención administrativa y a menudo viene precedida de violentos arrestos nocturnos que constituyen casos de terrorismo de Estado y producen la resistencia de los detenidos en la prisión.

- Supuestamente el primer ministro Netanyahu ha justificado la alimentación forzada con la referirencia a la práctica estadounidense en la bahía de Guantánamo, donde los sospechosos de terrorismo están detenidos desde hace muchos años sin cargos ni juicios y los someten a una serie de prácticas inhumanas y degradantes. Este intento de validar las prácticas israelíes invocando el comportamiento ilegal de los Estados Unidos no tiene ningún peso moral o legal y debe interpretarse prácticamente como una confesión.

- Las huelgas de hambre deben considerarse tácticas de resistencia no violentas utilizadas por los palestinos para protestar por las prácticas ilegales israelíes y las ilegales políticas asociadas a la prolongada ocupación de Palestina. En vista de esto, los que apoyamos la lucha del pueblo palestino por los derechos y la justicia debemos aprovechar esta oportunidad para asegurarnos de que nuestra voz se escuche con fuerza suficiente para compensar los silencios vergonzosos de los gobiernos y los medios de comunicación. Mas allá de la suerte de los prisioneros palestinos, también se considera imprescindible insistir en un debate público en Israel sobre el tratamiento actualmente concedido a los palestinos encarcelados.

 

 

* Richard Falk es Profesor Emérito de Derecho Internacional en la Universidad de Princeton y Distinguido Profesor Visitante de Estudios Globales e Internacionales en la Universidad de California, Santa Bárbara. Es autor y editor de numerosas publicaciones a lo largo de cinco décadas, y recientemente editor de “El Derecho Internacional y el Tercer Mundo: reformulando la Justicia” (Routledge, 2008).

Artículo traducido para Rebelión por J.M

Fuente en castellano: Artículo Rebelión Richard Falk

Fuente original: Media with Conscience art. Richard Falk

 

Llamado urgente de Adala en nombre de los palestinos en huelga de hambre y su derecho a no ser sometidos a la alimentación forzada:

Llamado Urgente / Día 49 de la masiva huelga de hambre palestina: la legislación israelí vía rápida para permitir la alimentación forzada puede completarse la próxima semana

Desde abril 17 de 2014, más de 100 detenidos y presos palestinos han estado en huelga de hambre en protesta por la política de Israel de Detención Administrativa (véase el recuadro).

El 9 de junio, una propuesta de ley iniciada por el gobierno israelí para permitir la alimentación forzada de huelguistas de hambre pasó la primera lectura en el Parlamento israelí, la Knesset. La segunda y tercera lecturas están programadas para llevarse a cabo en un procedimiento rápido la próxima semana. Esto sólo se puede prevenir mediante respuestas públicas a nivel local y en el extranjero.

La policía secreta israelí secreta, el Shin Bet o Shabak (conocida también como GSS (General Security Service of Israel) o ISA (Israel Security Agency), ha alentado al primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, para sacar adelante esta legislación lo más rápido posible, con el propósito explícito de romper la huelga de hambre, en lugar de por una preocupación por el bienestar de los huelguistas.

Forzar la alimentación se define como tortura por parte de la Declaración de Malta de la Asociación Médica Mundial y ha sido condenado por el Relator Especial sobre la Tortura y otros organismos de las Naciones Unidas. La Asociación Médica de Israel (IMA) se ha opuesto públicamente a la propuesta de legislación y anunció que sus miembros no van a cumplir con la ley. Sin embargo, los médicos que trabajan para el Servicio de Prisiones de Israel (IPS) no son miembros de la AMI. El órgano encargado de supervisar y disciplinar a los médicos en Israel es el Ministerio de Salud, que, por desgracia, es partidario y promotor principal de la legislación.

En consonancia con el enfoque adoptado por el Shin Bet y el PM Netanyahu, el Ministerio de Salud está ahora también l introduciendo nuevas restricciones más estrictas sobre el acceso de los médicos independientes externos a los huelguistas de hambre, a pesar del hecho de que los presos tienen el derecho a ver a un médico independiente según la legislación israelí y las normas internacionales.

¿Qué es la detención administrativa?

Una forma de prisión sin juicio, la detención administrativa puede ser ordenada por un comandante del ejército israelí en el territorio palestino ocupado (TPO) en base a 'razones de seguridad', que son lo suficientemente amplias como para incluir la actividad política pacífica y prácticamente cualquier acto de oposición a la ocupación israelí. Para el 1 de mayo de 2014, 192 palestinos se encontraban en detención administrativa en Israel. Los detenidos permanecen recluidos sin juicio y ni a ellos ni a sus abogados se les permite ver la ‘evidencia secreta’ utilizada en su contra. Mientras que los detenidos pueden apelar su detención ante un tribunal militar, tal derecho no tiene sentido, sin acceso a la información en que se basa la orden de detención.

Las órdenes de detención administrativa son válidas por un período de seis meses seguidos máximo y pueden ser renovadas indefinidamente. Según los testimonios recogidos por organizaciones de derechos humanos, detenidos han permanecido en detención administrativa por períodos que van desde un mes hasta un máximo de seis años. La frecuencia del uso de la detención administrativa ha fluctuado a lo largo de la ocupación de Israel. Específicamente se ha utilizado como un medio de castigo colectivo contra los palestinos que se oponen a la ocupación. La Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial de las Naciones Unidas ha expresado recientemente su opinión de que la práctica actual de la detención administrativa de Israel es «discriminatoria y constituye una detención arbitraria en virtud del derecho internacional de los derechos humanos". La Unión Europea también ha condenado el uso por parte de Israel de esta medida.

¿Qué puede hacer usted?

Contactar con el primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu, con la ministra de Salud Yael German y con su embajada israelí local para expresar su objeción a la enmienda propuesta a la Ley de prisiones: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. "> Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ; Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. "> Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  

Contactar con su asociación médica nacional y la Asociación Médica Mundial y pedirles instar públicamente al Gobierno israelí para que retire la ley: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. "> Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  ; Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. "> Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Comuníquese con el Relator de la Comisión Especial sobre la Tortura de las Naciones Unidas, el profesor Juan Méndez para invitarlo a condenar la ley y públicamente instar al gobierno israelí para revocarla: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. "> Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Contactar con la Alta Representante de la UE Catherine Ashton y pedirle que condene la ley y e inste públicamente al Gobierno israelí para revocarla: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. "> Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Contacte con su diputado local y demándele que condene públicamente la ley y exhorte al Gobierno israelí a que la retire.