Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

En la Universidad Hebrea, los libros de texto en árabe reflejan una realidad sionista

31-05-2014

Fadi Asleh

En la Universidad Hebrea, los relatos que se publican en los libros de texto en las lenguas árabe y hebrea glorifican el sionismo y dejan en la sombra cualquier signo de la ocupación. ¿El siguiente paso? El uso de la fuerza contra los estudiantes palestinos que se atreven a protestar contra ese mismo relato.

El Día de la Independencia de Israel también es el Día de la Nakba palestina. Este es uno de esos días cargado de recuerdos, de dolor, de opiniones políticas, identidades, etc. La propia elección del nombre para el día de hoy revela una cultura única, una identidad y una distinta posición política. Y la lengua es un frente no menos importante (ni violento) que otros frentes.

De acuerdo con el difunto erudito francés argelino Mohammed Arkoun, es la interacción entre la lengua, la historia y el pensamiento lo que construye el mundo que nos rodea. La interacción entre el pensamiento y la historia crea el lenguaje, que con el pensamiento es el núcleo de la historia, y la historia y el lenguaje crean pensamiento. El lenguaje es importante también porque es una herramienta de la ejecución, el control y la represión en el sentido "foucaultiano" de la palabra. Por tanto, el estudio de la lengua es una herramienta importante en las manos de los estados y sus instituciones, para mejorar su participación y control. Permite la instalación de determinados contenidos y narrativas, que adquieren gradualmente una imagen "normal" o "neutral" en la conciencia de cada uno. Conforme pasa el tiempo, esta conciencia produce acciones a las que el lenguaje sirve como clave y motivo. Por tanto, es importante examinar la forma en que se enseña el idioma. Una lectura comparativa crítica de libros de texto para la enseñanza de hebreo y árabe en la Universidad Hebrea nos garantizaría una comprensión más profunda de lo que sucede dentro de la conciencia académica en Israel.

Un breve vistazo a los libros de texto de idioma hebreo es suficiente para la comprensión de su posición dentro del discurso sionista, así como la percepción de la universidad donde se considera una parte inseparable del conflicto ideológico y el discurso colonial sionista. A través de los contenidos de los libros la universidad sirve de misionero sionista para estudiantes del idioma hebreo, y en la Universidad Hebrea estos son principalmente los árabes de Jerusalén Este que no aprendieron hebreo en la escuela. Junto a esto, el libro de texto en árabe destruye la narrativa palestina a los estudiantes, ya sea a través de la negación de esta narración, a través de una opción de ignorarlo por completo o por medio de presentarla como una locura. Todo se hace gradualmente: en el nivel de principiantes sólo una pequeña parte del contenido está relacionado con el sionismo, alabándolo. En los libros de texto avanzados, sin embargo, casi todo el contenido se basa en la esencia misma del pensamiento sionista. Por ejemplo, la narrativa que se manifiesta en "Kmo Kelim Shluvim" (Igual que los vasos comunicantes), un avanzado libro de texto de idioma hebreo por Varda Yishai y Amitai Bar Kol, es tan obviamente sionista que uno no puede dejar de preguntarse si se trata de un manual de lengua hebrea o un libro de texto de ciencias políticas.

Basta con tomar al azar algún encabezamiento de titular: "¿Por qué vivir en Israel a pesar de todo?", "¿Quién es israelí?", "El judaísmo de Israel","¿Quién es judío?", "Cartas de David Ben Gurión", "¿Qué son el judaísmo y el humanismo?", "El incidente del autobús 300","José y sus hermanos" y "La visión política del Islam, la religión y el Estado". El contenido lleva una orientación sionista en el plano económico, político y teológico que se asemejan a cada una de las lecciones de Shelach en las escuelas (Shela ch "es un acrónimo hebreo de un departamento en el Ministerio de Educación dirigido a inculcar una perspectiva sionista en los jóvenes, principalmente a través de visitas de campo).

Por el contrario, aquellos que aprenden la lengua árabe no encuentran analogía en el conocimiento. Los contenidos de los libros de texto de lengua árabe en la Universidad Hebrea son, por regla general, superficiales y negativos. Por ejemplo, la parte A de los "Elementos de Literatura Árabe" de Tikvah Hasson, presenta numerosos extractos de periódicos árabes, tales como A-Dustur, A-Thawra, Al-Quds, A-Rai y otros, que circulan en Egipto, Jordania, Yemen, Kuwait, etc. Estos extractos contienen nada más que una cantidad de cartas intercambiadas entre miembros de una familia, además de artículos no relacionados que muestran cuán cándido es todo y lo feliz que es cada uno. Por ejemplo, uno de los artículos cita a Hassan Barakat, un hombre de Hebrón "cuyo padre es conservador y cuya madre es beduina. No trabaja pero él es feliz con su vida. "En otro fragmento, se cita una carta escrita por Bassam Anton a su padre, en la que le dice lo hermosa que es la vida en Jerusalén es, describiendo las calles y los lugares sagrados. Ni una sola palabra sobre los disturbios de los días a la entrada de los lugares sagrados, o la brutalidad israelí en las calles.

En la segunda parte de "Elementos de Literatura Árabe", uno encuentra un artículo titulado "Detención prolongada de sospechosos en la falsificación de documentos de compra de tierras en Cisjordania". Lo extraño de esto es que el tribunal llevó a jucio a los que habían tratado de fraguar y robar tierras palestinas, e incluso la policía había nombrado un equipo de investigación que debía formular recomendaciones (¿con qué frecuencia ocurre esto en la vida real?). Sin embargo, el libro no contiene ninguna referencia a la ocupación, los asentamientos, la violencia de los colonos contra los palestinos cuyas vidas se han convertido en un infierno, o la política de desarraigo de los palestinos de su tierra.

Otros titulares de artículos es "Los residentes de Ramallah informan al presidente de la Knesset: Queremos un Estado palestino, para que podamos vivir en paz". ¿De dónde se tomó este artículo? No está claro. Además, no está claro cómo los residentes de Ramallah informaron algo al presidente de la Knesset (probablemente se refiera al vocero de la Knesset, pero ni siquiera sabemos su nombre). El contenido está separado de cualquier contexto, es distorsionado y erróneo. La política del gobierno es siempre se presenta como humana y cuidada, el gobierno siempre da una mano a todo el mundo y los palestinos viven en paz y felicidad. " Ceremonia Honoris Causa para estudiantes sobresalientes en Beit Sahour"; "La inscripción comienza en la Universidad Islámica"; "Las discusiones sobre la cooperación entre la Universidad de A-Najah y la Universidad de Milwaukee"; una universidad de la que nunca he oído hablar; tal vez es la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Así, el nombre de la universidad en el texto árabe es incorrecto, lo que significa que este texto es una versión traducida y no un original.

Al mismo tiempo, los artículos sobre los novelistas, poetas, las organizaciones, las opiniones, la situación actual, el conflicto, la Nakba, narraciones históricas, contribuciones palestinas a la cultura árabe o aportaciones culturales árabes al conocimiento humano y la historia, en ninguna parte pueden ser encontrados. Todo esto no es importante en cuanto a los autores de estos libros de texto se refiere. El idioma no se enseña con fines culturales, sólo para los fines políticos y de seguridad oficialmente orientada, cualquier cosa que trasciende este discurso es insignificante. Todo esto sirve para restar importancia a la lengua árabe, mientras la atención a la realidad palestina superficial.

Una clara separación entre el discurso académico y el discurso dominante de la sociedad y del Estado es difícil de lograr. Sin embargo, la academia tiene tanto un cierto espacio y libertad de expresión fuera del discurso dominante. Y, sin embargo, parece que el mundo académico israelí ha renunciado a su cuota de libertad. Si realmente la intención de la Universidad Hebrea es de dar prioridad a los conocimientos sobre la ideología, tiene que cambiar su política en materia de hebreo y árabe.

Además, cabe señalar que el Ministerio de Educación de Israel ha decidido recientemente, como parte del intento de restar importancia a la lengua árabe, cancelar los estudios de gramática árabe para los estudiantes en las escuelas árabes. La clave para la lectura y comprensión de textos clásicos, así como para la comprensión de la lógica de la lengua, depende de la gramática. Todo esto al parecer no es importante a los ojos del ministerio. La aplicación de esta decisión sirve para reforzar la imagen distorsionada de la lengua árabe como vacua y superficial a los ojos de los estudiantes árabes mismos (la gramática hebrea es importante, por supuesto, por lo que ha permanecido en el plan de estudios).

Estudiantes y profesores de la Universidad Hebrea celebran una manifestación en solidaridad con los ciudadanos cristianos palestinos de Israel a quienes se les enviaron recientemente avisos de "proyectos de voluntariado", alentándoles a alistarse en el ejército israelí, Jerusalén Este, 7 de mayo de 2014. Aunque el servicio militar seguirá siendo voluntaria para los israelíes no judíos, la medida es vista como un intento de abrir una brecha entre los palestinos cristianos y ciudadanos musulmanes de Israel.

Una nota final: El martes, 29 de abril de la universidad llamó a la policía, la policía de fronteras y de seguridad encubierta, disfrazados de manifestantes debido a una demostración que llevaban a cabo alrededor de 20 estudiantes árabes que protestaban contra el alistamiento de los cristianos palestinos en el IDF. La universidad dijo que la protesta era ilegal, y la policía detuvo a tres estudiantes. Durante esa manifestación y otra celebrada al día siguiente, los manifestantes fueron golpeados por personal de seguridad de la universidad. Es vergonzoso ver a la universidad funcionando como una de las fuerzas estatales violentas, llamar a la policía para dispersar una manifestación de sus propios estudiantes, el envío de personal de seguridad para apalearles y convertir la universidad en un escenario de violencia. Es vergonzoso ver la universidad encarnando la ley israelí, una para judíos y otra para los árabes. La universidad podría haber elegido un camino más beneficioso poniendo fin a la política de prohibición de diferentes grupos de estudiantes árabes, así como la política de suspender su actividad. Podría haber otorgado permisos para demostrar, en primer lugar, en lugar de rechazar las peticiones con diversos pretextos y excusas.

Si la universidad habría actuado en este sentido, tal vez los estudiantes no habrían formado una "reunión ilegal". Pero el silencio ha dado lugar a una creciente frustración. Por alguna razón, la Universidad Hebrea no considera nada de esto como un problema. También falla en manifestar el menosprecio de la lengua árabe y la superficialidad de su uso en sus libros de texto como una vergüenza. La universidad simplemente complementa la lucha por la conciencia en la utilización de la violencia. Y cuando no es posible la lucha por la conciencia, llama a la policía. Por lo tanto, la universidad se revela como otro de los brazos de seguridad, en lugar de ser una esfera en la que se crea y se transmite el conocimiento.

Traducido del hebreo al inglés por Ofer Neiman

Fuente: Artículo Fadi Asleh Rebelión

Traducido para Rebelión por J.M

 

Fadi Asleh es un estudiante de la maestría de la literatura comparada en la Universidad Hebrea. Este artículo fue publicado originalmente en hebreo en Haokets.