Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

Al Nakba: pasado, presente y futuro del pueblo palestino

15-06-2014

Anis Hawari-Asociación Palestina BILADI

Israel se siente inmune y los palestinos impotentes. Lo peor es el silencio y la ignorancia de la opinión pública mundial.

Al Nakba se gestó durante el siglo XIX en las cancillerías colonialistas occidentales y se puso en marcha a raíz de la primera guerra mundial con la declaración Balfour y la consiguiente ocupación inglesa de Palestina. Comenzó a llevarse a cabo en 1948 con la creación de Israel y la consiguiente expulsión y desplazamiento de la gran mayoría del pueblo palestino hacía la diáspora, catástrofe que tristemente se conoce con su término árabe Al Nakba. Sus más inmediatos resultados fueron la división geográfica del mundo árabe y el desgajamiento geográfico y demográfico del pueblo palestino, así como la inestabilidad política constante de los pueblos árabes desde la aparición del cáncer israelí.

La Nakba ha acompañado desde entonces al pueblo palestino y todavía sigue vigente en nuestro presente y parece que también lo estará en nuestro futuro.

La angustia de los palestinos y palestinas de Cisjordania les lleva a exigir la solución de dos estados, ya que se sienten amenazados y desprotegidos viendo cómo se propaga el cáncer de los asentamientos sionistas en sus tierras. Hoy en día ven cómo se desvanece poco a poco tal solución. Los colonos que se van apoderando de Cisjordania, no contentos con hacerse con las fuentes de agua y tierras más fértiles, comienzan a agredir a la población civil palestina con la protección del Ejército israelí, sarcásticamente llamado ejército de defensa Tshal.

Este año asistimos, además, al nuevo desplazamiento de los refugiados palestinos en Siria, especialmente hacia el Líbano. Su segunda diáspora. La anterior desde Palestina y ahora desde Siria hacia Líbano. No se conoce su número con exactitud. La UNRWA no quiso publicar los resultados de sus encuestas, ya que se ve impotente para atender las necesidades de los nuevos refugiados que llegan desde Siria engordando la cifra de los campamentos de refugiados palestinos en Líbano, donde ya de por sí viven en condiciones infrahumanas.

Para colmo, el Estado de Israel pide ser reconocido por los palestinos como un estado solo para los judíos. Buscan derogar el derecho al retorno de los más de cinco millones de palestinos que hoy moran fuera de las fronteras históricas de Palestina y legitimar la limpieza étnica deshaciéndose en el futuro del millón y medio de palestinos que viven en su seno.

Israel se siente inmune y los palestinos impotentes. Lo peor es el silencio y la ignorancia de la opinión pública mundial.

Llamamos a la implementación de las decenas de resoluciones de la ONU sobre Palestina, especialmente el derecho a un Estado Palestino (resolución nº 181) y el derecho al retorno de los refugiados palestinos (resolución nº 194), así como el derribo del muro de segregación declarado ilegal por parte del Tribunal de La Haya. Llamamos a romper el silencio y a alzar la voz contra la indiferencia y la ignorancia de lo que está sucediendo contra el pueblo palestino a manos del Ejército de ocupación y de las autoridades israelíes. Europa tiene mucho que decir al respecto. Vemos con esperanza el boicot a los productos de los asentamientos y la llamada por parte de parlamentarios europeos al levantamiento del asedio a Gaza y, en la misma línea, la denuncia del apartheid del Estado de Israel por parte del relator de Derechos Humanos de la ONU en Palestina y su llamada al boicot de la misma manera que se hizo con el estado de apartheid de Sudáfrica.