Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

Deshidratando al pueblo palestino

John Glaser

13-12-12

Un editorial de Haaretz explica cómo Israel está destruyendo las reservas de agua de los palestinos en Cisjordania como parte de una política deliberada de limpieza étnica en los territorios ocupados “y así hacer más fácil el anexo de estas áreas para Israel.”

Desde principios de año, Israel ha destruido 35 cisternas de agua de lluvia utilizadas por las comunidades palestinas, 20 de ellas en la zona de Hebrón y las colinas del sur de Hebrón. En 2011, Israel destruyó 15 cisternas, y en los últimos 18 meses, 29 …

Por lo general, las comunidades cuyas cisternas fueron destruidas, están a poca distancia de los asentamientos y puestos de control no autorizados que gozan de un suministro regular de agua.

En la misma oportunidad, la Administración Civil casi siempre destruye las tiendas palestinas, corrales e instalaciones de almacenamiento de alimentos

….

Dejar a las comunidades palestinas desconectadas de infraestructura, la declaración de grandes áreas como zonas de cocción y la destrucción de cisternas, son parte de una política deliberada desde principios de 1970.

Su objetivo es dejar tan pocos palestinos como sea posible en la mayor parte de Cisjordania (Área C hoy en día, bajo control civil y militar israelí), para agilizar los asentamientos judíos y así hacer más fácil el anexo de estas áreas para Israel.

La Unión Europea se opone a las políticas de Israel en la zona C, la UE cree que sabotea la solución de dos estados. También basa su posición en el derecho internacional, que prohíbe la demolición de estructuras que dejarían a una población protegida sin comida ni agua y provocaría su desplazamiento forzado.

Los principios morales básicos, así como evitar otro choque frontal con nuestros amigos, exige que Israel cese y desista de destruir cisternas que son esenciales para la existencia de docenas de comunidades palestinas.

Privar deliberadamente a la población civil de alimentos y agua es sólo una parte de la estrategia israelí para destruir al pueblo palestino: la velocidad con la que Israel está demoliendo hogares palestinos y construyendo asentamientos israelíes en su lugar es ahora mayor que nunca.

Este es el tipo de política cruel que ha sido unilateralmente apoyada por Estados Unidos durante décadas,  actualmente está siendo alentada por tasas sin precedentes ayuda económica, militar y diplomática de este país.

Fuente: Sleepwalkings. Traducido por Ariel Millahüel.

Fuente original: Antiwar.