Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

Gran Bretaña impulsa una nueva tanda de apoyo económico y entrenamiento militar para los rebeldes sirios

Ariel Millahüel

12-12-12

Desde que comenzó el conflicto en Siria, la tensión no ha dejado de aumentar en el país (así como tampoco en las regiones aledañas) lo que claramente demuestra la doble dicotomía de occidente ante esta problemática.

Por un lado, tenemos a los pacifistas, entre los que están Barack Obama, Ban Ki-Moon, o la contradictoria Amnistía Internacional, bajo la bandera de la “diplomacia” que es llevada por la infame Hillary Clinton, la cual en estos días sufre malestares estomacales (quizás su cuerpo le pide a gritos que sienta algo de culpa de alguna forma) mientras que por el otro están los completamente bélicos François Hollande, el poco nombrado Abdullah Gul, o la mismísima OTAN, bajo la bandera del buscador de guerras Bibi Netanyahu.

Esto queda demostrado por los informes que nos llegan desde Siria, los cuales hablan de contratistas estadounidenses entrenando a los “rebeldes” sirios, románticamente llamados milicias antigubernamentales, en lo que bien podría ser una capacitación previa para que estos títeres logren acoplarse al trabajo de los mercenarios a sueldo que operan hoy en día dentro de Siria, así como también tal entrenamiento puede significar otro paso hacia delante para una invasión de facto por parte de la OTAN.

El que ha impulsado de alguna manera una nueva tanda de ayudas, es el jefe de las fuerzas armadas británicas, el general Sir David Richards, en una reunión que tuvo lugar hace unas semanas atrás, y se desarrolló en calidad de extraoficial [1] Los participantes han sido los mismos de siempre: Qatar, Francia, Turquía (Mucho más relacionado al conflicto gracias a los misiles Patriot) Jordania y los Emiratos Árabes Unidos.

Cabe destacar que Turquía es el punto de encuentro entre las milicias rebeldes y occidentales, por lo que toda la ayuda que pueda llegar a Siria, primeramente deberá pasar por aquí, así como también será la zona de almacenamiento y entrenamiento con el que desarrollan, y desarrollarán, todo tipo de actividades para derrocar a Bashar al-Assad.

Contratistas estadounidenses en suelo sirio

Uno de los tantos apoyos que se incluyen en el concepto de ayuda, hace referencia a la aparición de contratistas norteamericanos en el suelo sirio, los cuales se encuentran entrenando a las milicias para lograr un mejor desempeño en los enfrentamientos terrestres. Además del entrenamiento costoso que reciben para el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, algunos informes [2] sostienen que los instructores privados están preparando a los rebeldes para manejar armamento químico en situaciones de conflicto. Ante tal situación podemos suponer, al menos, dos cuestiones:

1- Occidente le proporcionará a los combatientes por la libertad armamento químico para ser utilizado contra el ejército pro-gubernamental, así como contra los ciudadanos que se oponen al cambio de régimen, para luego acusar a al-Assad de utilizar armas químicas contra su pueblo, logrando así un ataque de falsa bandera que justifique una invasión terrestre de la OTAN, con posterior eliminación de la democracia en Siria, y la instauración de un gobierno totalmente desorganizado que aseguraría más años de sufrimiento para los ciudadanos del país, de la misma manera que en Libia, Afganistán, Irak, etc.

2- Occidente entiende que, a pesar de que el gobierno sirio no posee armamento químico ni lo utilizaría contra su propio pueblo, otras agrupaciones bien podrían proporcionarle a las milicias tales elementos, provocando una división total de disidentes y un posterior enfrentamiento entre ellos. Ante tal desbordamiento, los contratistas aparecen para no perder el control de la situación, como bien ocurrió en Libia.

En cualquiera de las dos situaciones, todos los que están detrás del conflicto en Siria, saben que no pueden repetir los errores de Libia aquí, en una nación de tanto valor para las monarquías capitalistas en materia de oleoductos, control de recursos naturales, y por sobre todo, control sobre Rusia.

¿Apoyando al enemigo?

Por si esto no fuera poco, se sabe que una gran parte de los combatientes que operan en Siria son extremistas islámicos, personas que en cualquier momento pueden darle la espalda a Estados Unidos, Francia y compañía, provocando lo que ya se ha dicho con anterioridad: el Blitzkrieg Libio dentro de Siria.

Se sabe que el eje occidental no posee el total control de los que operan hoy en día en detrimento de Bashar al-Assad ni mucho menos, lo que queda claro al echarle un vistazo a la lista de agrupaciones que Estados Unidos considera como terroristas, en la que está incluida Jabhat al-Nusra, uno de los grupos con más influencia en el conflicto [3] y que directa, o indirectamente, está siendo apoyado por el Tío Sam.

Como se puede apreciar, las contradicciones están por todas partes, y todo esto de proporcionar capacitación para los rebeldes sirios puede ser un mensaje de pérdida de control sobre la situación, lo que a su vez podría darnos una respuesta al  motivo por el cual Turquía ha ganado tanto protagonismo en los últimos meses y por el que se han colocado misiles Patriot en la frontera turco-siria, aunque solamente son suposiciones.

La cuestión siria está escalando lentamente, de igual manera el sufrimiento de las personas que sufren el constante asedio de occidente, desde tan lejos como 2011, y todo bajo el vil concepto de la búsqueda de la democracia.

El doble discurso está por doquier, y siempre en la boca de los mismos mentirosos de siempre: Lo que hoy nos pitan como paz, es en verdad la destrucción de la poca democracia que resta en el mundo.

————————–

Notas

[1] Press TV, “US, Britain to assist militians in Syria: Report” Press TV, Diciembre 11, 2012 [2] John Glaser, “US Defense Contractors Training Syrian Rebels to Handle Chemical Weapons” Antiwar, Diciembre 10, 2012 [3] Anne Gearan & Karen DeYoung, ” U.S. embracing new Syrian opossition group” The Washington Post, Diciembre 10, 2012.

-------------------

Fuente: Sleepwalkings.