Iniciar sesión

Acceso a cuenta

Username
Contraseña *
Recordarme

Biladi es miembro de:

Siguenos...

El CPDH condena la deportación de Hana Shalabi a Gaza por las FOI

El Centro Palestino para los Derechos Humanos (CPDH) condena la expulsión de la  detenida palestina, Hana Shalabi, por las fuerzas de ocupación israelíes (FOI), a la Franja de Gaza el domingo 1 de abril de 2012, en virtud de un acuerdo cuyos detalles no se han desvelado. 

Según los informes sobre el acuerdo, Shalabi permanecerá en Gaza durante tres años, para luego regresar a su casa en Jenin, a cambio de poner fin a su huelga de hambre que ha durado 44 días consecutivos.

El CPDH considera que la decisión de deportar a Shalabi a Gaza equivale a una deportación forzosa, y recuerda que la deportación de las personas protegidas está prohibida por el artículo 49 de la Convención de Ginebra relativo a la protección de personas civiles en tiempo de guerra (IV Convención de Ginebra).

Una vez que llegó a Gaza, Shalabi fue trasladada al hospital de Shifa en la ciudad de Gaza, y fue ingresada en la unidad de cuidados intensivos, ya que su estado de salud se había deteriorado como consecuencia de los 44 días de huelga de hambre. Según los representantes de las organizaciones de derechos humanos que habían visitado a Shalabi en la prisión de Hasharon, en el norte de Israel, donde estaba detenida, su estado de salud había empeorado y sufría dolores por todo el cuerpo.

Las FOI detuvieron a Hana Yahia Saber Shalabi, de 30 años, en su casa el 16 de febrero de 2012, en Burqin, cerca de Jenin en el norte de Cisjordania. Estuvo detenida en la prisión de Hasharon, y fue puesta bajo detención administrativa durante 6 meses. Ella había declarado una huelga de hambre indefinida como protesta por su nuevo arresto por las FOI, ya que había sido liberada en octubre de 2011 en el marco del canje de prisioneros entre la resistencia palestina y las FOI, después de haber cumplido dos años bajo detención administrativa.

El caso de Shalabi pone de relieve las condiciones de más de 300 palestinos que están actualmente bajo detención administrativa en las cárceles y centros de detención israelíes, entre ellos el Presidente y 20 miembros del Consejo Legislativo Palestino. Estas acciones están violando el derecho del detenido a un juicio justo, incluido el derecho a recibir una defensa adecuada y a ser informado de los cargos en su contra. La detención administrativa se aplica sólo por una orden administrativa sin hacer referencia a un tribunal. Se aplica por procedimientos estrictamente confidenciales que privan al detenido y a su abogado de conocer los cargos o pruebas contra él, vulnerando así su derecho a tener una defensa adecuada y es una violación de las normas para un juicio justo.

El CPDH expresa su profunda preocupación por la política de deportación forzosa practicada por las FOI contra los civiles palestinos. El CPDH recuerda casos similares ocurridos recientemente, incluyendo la deportación de 40 prisioneros palestinos a otros países, y otros 163 a la Franja de Gaza en el contexto del acuerdo de canje de prisioneros entre los grupos de la resistencia palestina y las FOI, por el que 1.027 prisioneros palestinos fueron liberados a cambio de la liberación de un soldado israelí, Gilad Shalit, que había sido capturado por grupos de la resistencia palestina.

El CPDH condena la deportación de Shalabi por las FOI a la Franja de Gaza contra su voluntad, y

 
1. Subraya que la deportación forzosa es una forma de castigo colectivo y represalias, prohibidos por la IV Convención de Ginebra, en particular por el artículo 49, que prohíbe "los traslados forzosos en masa o individuales, así como las deportaciones de personas protegidas del territorio ocupado al territorio de la Potencia ocupante o a cualquier otro país, ocupado o no";

2. Pide que se permita a Hana Shalabi y a otros deportados palestinos regresar a sus hogares.